30/5/2019

Rafael Mora es un chef 'D la Calle'

19798 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

Rafael se aburre rápido y en cuestión de comida esta tiene que ser como una montaña rusa o dejará su plato intacto. Así es como define su gusto por la gastronomía este chef quiteño de 27 años.

Desde su niñez, a Rafael Mora le gustaba experimentar. En el Día de la Madre o para la cena de fin de año, el pequeño usaba su creatividad para sorprender a toda la familia y en gran medida, a sí mismo.

Él se describe como “melindroso” no por el hecho de que no le gustaba algo, sino porque no podía seguir comiendo si nada lo sorprendía. Así que, en resumen, el se adueñó de la cocina de su casa y así empezó todo.

 

En la secundaria, su gusto por la cocina creció, hasta que decidió hacerla su profesión. La Universidad San Francisco de Quito fue su destino. Allí encontró todas las técnicas e ingredientes que lo hicieron enamorarse definitivamente de este oficio.

Sin embargo, las cosas no iban a ser tan fáciles. En la mitad de su carrera, sus padres pasaron por una aguda crisis económica, lo que lo obligó a dejar sus estudios por casi 3 años.

Pero la pasión que tenía por hacer lo que amaba no lo detuvo. Así que pidió colaborar en la misma universidad, en uno de los restaurantes más reconocidos de la capital: el “Marcus”.

Trabajó hasta que por su esfuerzo y talento le fue ofrecida una beca para finalizar su carrera universitaria. Lo hizo, pero quería más.

 

Aplicó para el programa de Maestría en Creatividad en el Basque Culinary Center en España y fue seleccionado. Esta fue una experiencia que marcó lo que haría a continuación. Su tesis fue proponer un negocio de comida con una personalidad específica. Allí fue cuando descubrió que la comida que nunca lo aburrió era del día a día, la que encontraba en todos lados al caminar por la ciudad.  

Los picos de sabor que sorprenden a sus clientes los encontró en la comida de la calle. Le gustaron tanto que así bautizó a su local: “D la Calle”. Una opción diferente a lo que se puede encontrar en Quito, con cocina fusión con técnicas e ingredientes asiáticos y un menú que nunca se repite. Un lugar cuya comida nunca será aburrida. / Medios Digitales (I)

19798 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?