Wilson Moposita y sus claves contra los trolls

¿Encuentras esto de ayuda?

Las redes sociales son plataformas en línea que ofrecen libertad. Los usuarios tienen total potestad de expresar lo que piensan, sienten u opinan. El problema surge cuando se agrupan entre varias personas para insultar y atacar a un personaje específico.

Rafael Correa tiene seguidores virtuales que lo defienden en Facebook y Twitter. Sus principales blancos son políticos de oposición, así como periodistas que fueron críticos a su gestión presidencial.

La clave para soportar los agravios digitales es tener paciencia. Esta recomendación la dio el comunicador Wilson Moposita, uno de los entrevistados en el programa Derechos Reservados, que conduce Carlos Montero.

El director de noticias de Radio Sonorama contó que era frecuente para él recibir ofensas de tuiteros. “He tenido ganas de responder en los mismos términos que me han agredido”, confiesa.

Su técnica para superar el embate de los trolls es respirar hondo tres veces, contenerse e ignorar. “No me pongo a su nivel, sino es una discusión interminable”, apunta.

Las críticas deben aceptarse e incluso no está demás contestar. La situación cambia cuando ese comentario está cargado de palabras de grueso calibre. Ahí es mejor evitar la confrontación.

Bloquear tampoco le parece correcto. Este método es utilizado por personas que no desean recibir más insultos de personas anónimas y desconocidas.

Sin embargo, también hay que tener cuidado con la otra cara de la moneda. “Recibo mensajes aplaudiendo y tampoco me los creo tanto”, aclara.  

El periodismo digital

En la Internet se publica todo tipo de información. Moposita sugiere a los periodistas mucho cuidado. “Es tarea contrastar. […] Si está (la información) en redes puede ser dudosa”, dice.

El exdirectivo de la Unión Nacional de Periodistas también se refiere a sitios web de opinión, los cuales aparecieron como contraposición al exrégimen de Correa. “Con que no se convierta en un libertinaje y vertedero de lodo con ventilador están bien”, sostiene.

La entrevista con Montero fue un espacio para profundizar el estado del periodismo en el Ecuador, la Ley de Comunicación y la libertad de prensa durante los últimos 10 años. (I)

¿Encuentras esto de ayuda?