El temor acabó con Vanguardia

¿Encuentras esto de ayuda?

La redacción de un medio de comunicación no es un lugar tranquilo. Diariamente se siente intensidad por el ritmo de los periodistas al buscar, escribir y publicar noticias.

La falta de tranquilidad a la que nos referimos es metafórica, a diferencia de lo que sintieron los integrantes de la revista ecuatoriana Vanguardia, cerrada en 2013.

El periodista Juan Carlos Calderón explicó que el semanario llegó a su fin por motivos económicos, presión política y, literalmente, por la violencia ejercida durante el gobierno de Rafael Correa.

Grupos de intervención y de élite de la Policía Nacional ingresaban en las instalaciones de Vanguardia para incautar equipos, revisar computadoras y requisar a los empleados. “(Estaban) armados con fusiles automáticos”, recordó en el programa Derechos Reservados.

Los operativos se amparaban con argumentos administrativos y, según Calderón, eran pretextos o respuestas a los contenidos que la revista publicaba. “Sacábamos una historia fuerte de denuncia, a las tres o cuatro semanas teníamos esa reacción”, dijo.

La revista se debilitó. Los auspiciantes empezaron a abandonarlos y retirar su apoyo económico por el temor que se generaba en ese momento.

Vanguardia cerró y Calderón se quedó sin empleo junto a otros colegas. Con el paso del tiempo formaron un emprendimiento digital llamado Plan V, que en la actualidad se dedica al periodismo de investigación.

El Gran Hermano

Calderón y Christian Zurita lanzaron en 2010 el libro El Gran Hermano, que reveló los contratos entre el gobierno de Correa y las empresas de su hermano Fabricio. El exmandatario los demandó, en primera instancia, con $ 5 millones a cada uno.

“Fue un misil al gobierno de Rafael Correa porque nadie lo criticaba”, señaló Calderón. Durante dos años enfrentaron un proceso penal que les rebajó la sanción a una multa de un millón cada uno y posteriormente la decisión del expresidente de desistir de la demanda.

Sin embargo, Calderón afirmó que escribir su obra de investigación fue una gran experiencia, pese a los problemas que llegaron después de su publicación.

¿Encuentras esto de ayuda?