15/8/2019

El arte drag de Pablo Gallegos critica a las 'chicas cocodrilo'

Foto: Kruz Veneno
20895 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

Vestirse de drag fue alguna vez un medio para cumplir con los papeles femeninos en las obras de teatro. Ahora, esta práctica se ha convertido en un fenómeno mundial.

En Ecuador, Pablo Gallegos fue el primero en participar en un performance de este tipo. Decidió dejar el teatro tradicional para mostrar a su público una propuesta diferente.

Era finales de 1996 y Pablo asistía a un taller para aprender el arte "drag queen". Allí empezó todo. Esta inducción duró un año y en 1998 salió por primera vez a escena en una interpretación de El fantasma de la ópera.

Veinte años después de esa experiencia su nombre es sinónimo de profesionalismo, promoción cultural y rebeldía. Su especialidad es el teatro y show drag. Este trabajo requiere profesionalización en muchas ramas: el teatro, la danza, el maquillaje, la peluquería, el diseño de vestuario y el modelaje.

Durante estos años también pudo crear a su personaje “Kruz Veneno”, una villana de caricatura, el bufón que él creó y que siempre maneja una onda gótica, estilo vampiresa pero con aires de realeza. El bufón tiene que actuar de otros personajes. 

“La 'Cruz Veneno' hace de enfermera, o de otro personaje que quiera. En eso consiste el bufón”, sostuvo Gallegos.  

 

Para el artista, el maquillaje ayuda a caracterizar el personaje, pero su majestuosidad puede demostrarse con la actitud, con el vestuario o con las joyas. Sin embargo, debes tener un factor importante para lograrlo, además de estudiar mucho.

En este camino artístico se ha tenido que enfrentar a muchos prejuicios porque en general existe una gran desinformación sobre lo que se realiza en este performance. 

“Hay una diferencia muy grande entre un travesti y un 'drag queen'. Un travesti se viste de mujer por una cuestión de sexualidad, de inconformidad con su propio sexo, mientras que un 'drag queen' es simplemente la interpretación bufonesca de un personaje femenino. Eso sí, debemos aclarar que no estamos haciendo ninguna burla. Al contrario, estamos criticando los estereotipos establecidos”, aclaró.

En una nueva propuesta que adapta la obra de Gonzalo Rodríguez Risco, La telenovela de las chicas cocodrilo, Pablo quiere realizar una sátira a los personajes que se hicieron famosos durante los últimos años por sus tramas llenas de modelos sociales que no siempre son positivos o que reafirman posturas inadecuadas. “El público no parará de reír durante toda la presentación y al final le dejaremos una gran lección”, anticipa. 

Las funciones de esta obra serán este viernes 16, sábado 17 y viernes  23 y sábado 24 de agosto en el El Ático de Nijinsky, en Quito. / Medios Públicos (I)



 

Foto: Kruz Veneno
20895 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?