Alyssa Carson, una chica sencilla que se va a Marte

¿Encuentras esto de ayuda?

De lejos se escucha la palabra Marte, año 2033 y Alyssa Carson. El centro de atención de la aglomerada convención en Quito gira alrededor de la joven estadounidense que se prepara a viajar más de 50 millones de kilómetros hasta Marte.

Alysson, holgada y sonriente, habla en español frente a más de 400 jóvenes ecuatorianos.


Emocionados y entre risas, los estudiantes le preguntan sus curiosidades sobre sus habilidades adquiridas en los campos de entrenamiento de la NASA.

“¿Alyssa, qué ocurriría si te llega a pasar algo en Marte?”, preguntó una joven. En español no tan fluido, Alyssa dijo que, existen peligros incluso durante el viaje, aún más a su llegada al planeta rojo, sin embargo; esas posibles situaciones no la desalientan de su posible logro.


Tras más de una hora de recibir preguntas, la adolescente de 17 años no deja su sonrisa al bajarse del podio.


Su padre está en el recinto y la acompaña a la mayoría de países que visita; además, ha sido el responsable en su familia de impulsarla a alcanzar su sueño marciano.


Conocer a Alyssa en persona


Tras un breve descanso y beber un poco de agua, tiene tiempo libre para responder preguntas de los medios de comunicación.

Con su característico traje azul perteneciente a la agencia espacial estadounidense, se siente en su aura su orgullo de llevarlo puesto.

“Blueberry” es su apodo desde que lo empezó a usar a la edad de 8 años. Ahora, todos quienes la conoces le dicen así de cariño por la tonalidad de su ropa.
 

Alyssa se está preparando desde esa edad en campos de entrenamiento de la NASA en Alabama (EE.UU.) Canadá y Turquía.

Dentro de algunos años, ella espera ser escogida como parte de la tripulación que se planea enviar a Marte en el año 2033.


“Para mí, es muy normal, me estoy preparando mucho, y me divierto mucho también (…) pienso que es importante para todos los seres humanos, y es algo que podemos hacer, espero que busquemos más cosas del espacio”, contó, de manera convencidad.

Sin dejar de usar expresiones de sus manos y una amplia sonrisa, explicó que viene de la ciudad de Baton Rouge, del estado de Luisiana. Allí empezó su sueño espacial a corta edad, influenciada por su padre, dibujos animados y ansias de conocer más del universo.


Durante su visita en la capital ecuatoriana, la estadounidense aspira influir a cientos de jóvenes estudiantes quiteños a decidir qué quieren hacer con sus vidas a nivel profesional.


Sin nervios y con soltura natural, Alyssa contó que sigue actualmente sus entrenamientos físicos y carrera de astrobiología para seguirse preparando ante su reto final de ser una tripulante hasta Marte.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Balanced an egg on a nail on the equator line in Ecuador. You know what that means... you’re looking at the newest egg master

Una publicación compartida de Alyssa Carson (@nasablueberry) el

 

Una mujer inspira a otra mujer al espacio


Los pocos minutos de entrevista con la carismática joven pasan volando. Y respondió a una pregunta más.

“¿Hay alguna astronauta mujer que te inspiró a seguir su camino?”. Luego de eso, recordó que una de sus grandes influencias en el campo aeroespacial es la ingeniera y astronauta estadounidense Sandra Magnus, con más de 100 días de experiencia espacial.


Alyssa la conoció y tuvo la oportunidad de conversar con ella a los 9 años de edad, compartir experiencias con la experimentada astronauta  y le inspiró a romper las barreras de cómo una niña puede lograr grandes metas.


En el futuro, se espera ese gran día de transmisión en vivo observar a Alyssa por la tele en un gran cohete directo a Marte en el año 2033. 

(i)
 

¿Encuentras esto de ayuda?