Un proyecto comunitario ecuatoriano busca apoyo internacional

Los niños participan activamente en este proyecto. Foto: Cortesía
¿Encuentras esto de ayuda?

“Niños del Mar” es un proyecto comunitario de Las Tunas, provincia de Manabí, donde niños y mujeres recolectan los desechos plásticos encontrados en el río Ayampe y playas aledañas. Luego los entregan a gestores que venden el plástico a empresas.

Además, un grupo de mujeres realiza artesanías reusando plástico y revistas. De esta manera, protegen la biodiversidad de la zona y a la vez generan ingresos sustentables. Este proyecto está apoyado por la Fundación Jocotoco desde el año 2011.

Ahora este proyecto participa en un concurso internacional organizado por la European Outdoor Conservation Association (EOCA), una asociación sin fines de lucro que se dedica a alzar fondos para proyectos de conservación.

Las iniciativas con mayor número de votos serán las beneficiadas. El proyecto “Niños de mar” es el único de Ecuador en el concurso. Las personas pueden votar por él en las plataformas www.outdoorconservation.eu y www.eoca.de. Las votaciones estarán abiertas del 28 de marzo al 11 de abril.

De ganar el financiamiento, en las siguientes etapas se extenderá el proyecto para generar un mayor impacto en la comunidad y su ecosistema.

“Niños del Mar” recibiría cerca de 30.000 dólares, lo que representa más de la mitad de su financiamiento y se traduciría en la limpieza de más de 11 kilómetros del río Ayampe, 2.000 hectáreas de bosque y 40 hectáreas de sitios en donde las tortugas anidan en la playa.

Lo que logra este proyecto

La comunidad de Las Tunas se encuentra en uno de los puntos calientes de biodiversidad más amenazados en el mundo debido a la deforestación, expansión de la frontera agrícola, contaminación y disminución de acceso al agua.

Uno de sus problemas más agudos es la eliminación inadecuada de basura que afecta al río Ayampe, a los ecosistemas que le rodean y a las comunidades que dependen de él.

A través de la participación de la comunidad, “Niños del Mar” se protege el agua y las especies de un ecosistema rico que se encuentra amenazado.

Uno de los beneficios ambientales de este proyecto es que gracias al reciclaje se protegen especies que están amenazadas o en peligro de extinción como la tortuga verde, la tortuga caguama, el guacamayo verde mayor,  el mono capuchino blanco ecuatoriano y la estrellita de Esmeraldas (el segundo colibrí más pequeño del mundo). (I)

 

Los niños participan activamente en este proyecto. Foto: Cortesía
¿Encuentras esto de ayuda?