29/10/2019

Impuesto a las fundas plásticas busca salvar el medio ambiente

Foto: lasdosorillas.co
21913 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 5

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

Hace unos 20 años era muy común, sobre todo en los mercados, ver a las personas con sus canastos realizando las compras, ahora ese viejo hábito ya es cosa del pasado. La mayoría acude sin siquiera una bolsa reciclable y sale del lugar cargada de bolsas desechables que terminan en la basura.

Incluso es común mirar cómo las caseras (como se conoce a las vendedoras del mercado) tienen ya cientos de productos separados en bolsas plásticas y al momento de venderte una libra, o media libra de verduras o frutas las ponen en una pequeña bolsa plástica, que finalmente irá a otra más grande en donde se llevan todas las compras.

El Gobierno de Ecuador analiza poner un impuesto a los consumos especiales (ICE) de $ 0,10 a cada funda plástica que se entregue en establecimientos grandes, que tengan más de dos sucursales, es decir, no se aplicaría para las tiendas de barrio o para los negocios pequeños.

Estarían exentas también las fundas plásticas para uso industrial, agrícola, agroindustria, de exportación, para productos congelados, fundas plásticas utilizadas como empaques primarios y fundas biodegradables, así como las fundas plásticas que contengan como mínimo 50 % de materia reciclada.

Con esta medida el Gobierno espera recaudar unos $ 22 millones anuales, aunque el verdadero objetivo es que los ciudadanos empiecen a modificar sus hábitos de consumo y reduzcan el uso de estas bolsas que contaminan el ambiente.

Los $ 0,10 centavos tendrán que ser pagados por el consumidor, esto con la idea de justamente desmotivarlos a usar las fundas plásticas.

“El ICE es un impuesto para desmotivar un consumo por una política de salud o ambiental. Es muy fácil decir deme otra fundita porque no te cuesta, pero cuando ya nos cuesta vamos a empezar a usar otros mecanismos que sean mucho más amigables con el medio ambiente”, explicó Andrés Ordoñez, director zonal del Servicio de Rentas Internas (SRI).

“La idea es que las empresas innoven y vean alternativas ecológicas a las fundas plásticas. La ley prevé una solución integral para generar un beneficio para nuestros hijos”, añadió.

Ordoñez explicó que una vez que se apruebe esta ley se tendría un tiempo de 3 meses para la implementación. Es decir, “que si se publica la ley en diciembre,  tendríamos un tiempo de 3 meses para implementarlo y desde abril ya se procedería con el pago”.

Generar una nueva cultura ambiental

Según la autoridad lo que se requiere es generar una cultura, que haya un compromiso de las empresas para generar un ambiente amigable con el entorno. Y que los usuarios también empiecen a concienciar sobre el uso del plástico.

“Esto también puede generar emprendimiento para las empresas que se dedican a la fabricación de fundas,  para buscar alternativas para ahora hacer fundas biodegradables  porque habrá muchas empresas que desean implementarlas en sus negocios”, aseguró. 

Una recomendación muy difundida es llevar una funda reutilizable en la cartera, para compras eventuales. Se puede tener algunas en el carro o en un lugar a la vista en la casa, para llevarlas al supermercado. De aprobarse el impuesto, esto no solo representaría un hábito amigable con el medio ambiente, sino también un ahorro económico.

En Ecuador, hay tiendas especializadas en productos ecoamigables venden fundas elaboradas con plástico reciclado u otros productos con responsabilidad ambiental. También hay las fundas de tela, de diseños muy novedosos.

Las fundas de papel también son una alternativa más amigable con el planeta, pues aunque son desechables, se degradan más rápido que el plástico. / Medios Públicos (I)

Foto: lasdosorillas.co
21913 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 5

¿Cómo te hizo sentir la noticia?