11/9/2019

¿Qué pasa en la Amazonía ecuatoriana?

Los defensores de la naturaleza coinciden en que la apertura de carreteras desde los años 70 en Ecuador, la actividad petrolera y el cambio climático contribuyen con la deforestación de la Amazonía en el país./Flickr Medios Públicos EP/Archivo
21250 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 1

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

Académicos, organizaciones sociales y el Estado ecuatoriano se contraponen en sus análisis sobre el estado actual de la Amazonía en el país.

El debate se suscitó a partir de los incendios registrados en Brasil en el llamado 'pulmón del planeta'.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) informó este miércoles 11 de septiembre de 2019 que aumentó en un 150% el área, en kilómetros cuadrados, de bosques afectados por incendios en la Amazonía durante el año en curso.

A causa de esta devastación, los ambientalistas de varios países de la cuenca amazónica han reavivado el debate sobre cómo se protege esta reserva.

Incluso, el 6 de septiembre de 2019 varios presidentes acordaron un 'Pacto de Leticia' a fin de hacer esfuerzos renovados para su conservación.

Allí habitan más de 34 millones de personas, incluyendo pueblos indígenas y en aislamiento voluntario; además cuenta con recursos hídricos que representan el 20% del agua dulce del planeta, al tiempo que provee servicios ecosistémicos esenciales para el desarrollo sostenible de las poblaciones amazónicas, de ahí su importancia para frenar el cambio climático.

Respecto a Ecuador, Carlos Larrea, coordinador del programa Cambio Climático y Sustentabilidad de la Universidad Andina Simón Bolívar, dijo a Medios Públicos que el World Resource Institute informó en 2018, que la deforestación en la Amazonía ecuatoriana tiene “una tendencia ascendente”.

Por otro lado, el catedrático aseveró que  la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) indicó que la deforestación en la gran área selvática ha “sido estacionaria y que no ha cambiado y que se ha mantenido constante a lo largo del tiempo”.

Debido a las diversas metodologías de interpretación de datos, las fuentes no suelen coincidir en sus resultados, aclaró. Sin embargo, “no hay una evidencia de que en el Ecuador la deforestación haya disminuido”, dijo.

Con la compilación de estos datos, el académico aseguró que una tendencia a la baja de la deforestación “no está clara”. Explicó que la apertura de carreteras desde los años 70 en Ecuador, la actividad petrolera y el cambio climático contribuyen con este proceso. 



El experto consideró que la tala ilegal de madera también es otro factor importante debido a la “mínima” capacidad del Estado para monitorear este flagelo. Mientras, desde el Parque Nacional Yasuní, a través de ríos hasta el Perú, el tráfico de madera es recurrente.

Larrea puso como ejemplo el trabajo realizado por la exministra brasileña Marina da Silva en su país, con el cual logró aumentar hasta en un 80%. la reforestación en ese enclave natural durante su gestión.

Leer más:

Exministra de Ambiente de Brasil llama a salvar la Amazonía

Sin embargo, anotó, que en el caso de Ecuador "no ha logrado acceder a fondos importantes internacionales para reducir la deforestación, salvo contribuciones muy pequeñas de Naciones Unidas o Alemania”.

A esto añadió su opinión respecto a que actualmente hacen falta políticas públicas “serias” para reducir la tala en la Amazonía.

Con drones, fotos satelitales y una legislación adecuada y un Estado con voluntad política de detener la deforestación, se lo puede conseguir, es más, todo esto puede tener un financiamiento internacional”, señaló.

Ambientalistas vigilan la selva

Las hidroeléctricas, proyectos mineros y la colonización aíslan a la amazonía ecuatoriana de los Andes. Con este hecho, se podría estar “cortando” la capacidad de la naturaleza de regenerarse y sus especies migrar si es necesario.

Así lo afirmó a Medios Públicos, Natalia Greene, presidenta de la Coordinadora Ecuatoriana de organizaciones para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente (Cedenma). La entidad insta a crear políticas públicas que modelen un cambio al modelo actual de extractivismo.

 

“Ser sostenibles significa mantener un plan de mantenimiento, de conservación a largo plazo de ecosistemas y sacar provecho de una manera armónica con la naturaleza”, eso nos hace falta”, contó.

A continuación gráficas 1,2,3 sobre un modelo de índice de Presión, Estado y Respuesta realizado por Fundación Pachamama en la amazonía ecuatoriana.

Gráfica 1:

Gráfica 2:
 

 

Gráfica 3:

 

 

 

El modelo Presión - Estado - Respuesta (PER) es un modelo de organización de  información simple. (Gráficas 1,2,3)

Ello implica elaborar de manera general una progresión causal de las acciones humanas que ocasionan una presión sobre el medio ambiente y los recursos naturales que llevan a un cambio en el estado del medio ambiente, al cual la sociedad responde con medidas o acciones para reducir o prevenir el impacto. 

Gráficas: Cortesía Cedenma.


¿Qué rol cumple el Estado?

Alex Quizhpe, Coordinador de la Unidad de Normativa Forestal de la Dirección Nacional Forestal del Ministerio del Ambiente (MAE), informó a este medio digital que desde 2008 la deforestación en Ecuador ha disminuido.

“La deforestación anual bruta analizada para el período 2017-2018 es de 82.529 hectáreas en comparación al período 2015-2016, que fue de 94.353 hectáreas por año”, comentó Quizpe.

Además, acotó que el Gobierno ecuatoriano actual ha sido beneficiario de organismos internacionales de cooperación como el programa REDD+.

La ejecución del proyecto ‘ProAmazonía’ es un ejemplo de los esfuerzos del gobierno nacional.

Quizhpe coincidió con Larrea en que la expansión de las áreas agrícolas y la construcción de carreteras provocan la pérdida de la cobertura boscosa en las provincias amazónicas.

Pero el funcionario explicó que a través de imágenes satelitales y verificaciones en campo de técnicos en provincias permiten la obtención de datos sobre el estado de las selvas.

“Tenemos un sistema nacional de control forestal que monitorea constantemente las actividades de tala ilegal (…) tenemos el programa de conservación Sociobosques para la disminución de la deforestación”, añadió.


Datos relevantes

*La amazonía ecuatoriana está distribuida en seis provincias: Sucumbíos, Napo, Orellana, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

*La zona ocupa casi el 47% del territorio continental ecuatoriano. Dentro de esta área, el 74% total está compuesto por bosques tropicales nativos. Un total de 11.658.524 hectáreas.

*Los incendios ocurridos en Brasil no tuvieron ningún efecto en la amazonía ecuatoriana.

Leer más:

Incendios atizan debate sobre deforestación en la Amazonía


Medios Públicos (I)

Los defensores de la naturaleza coinciden en que la apertura de carreteras desde los años 70 en Ecuador, la actividad petrolera y el cambio climático contribuyen con la deforestación de la Amazonía en el país./Flickr Medios Públicos EP/Archivo
21250 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 1

¿Cómo te hizo sentir la noticia?