Los diminutos 'años viejos' que mantienen la tradición

El muñeco de Freddie Mercury y el del augurio de Trabajo son los nuevos de este año. Fotos: Carlos Rodríguez
¿Encuentras esto de ayuda?

La elaboración de monigotes o “años viejos” es una tradición que se mantiene vigente en Ecuador. En las calles guayaquileñas las figuras gigantes se convierten en un atractivo para turistas nacionales y extranjeros, mientras en Quito hay unas figuras en miniatura que han llevado la costumbre al extranjero.

Quienes se dedican a este negocio trabajan todo el año para diseñar modelos que sean cada vez más llamativos y originales. Su elaboración también es un motivo de unión para familias o amigos del vecindario, que hacen un alto a sus labores cotidianas para trabajar en el monigote que luego será  exhibido con orgullo en la esquina del barrio.

Los muñecos por lo general representan a personajes que han marcado el año como políticos, artistas o figuras públicas. Pero en los últimos años también se han incrementado los personajes de reconocidas películas o series.

Además de las obras de arte que se exhiben en la tradicional calle guayaquileña 6 de marzo, que son un atractivo turístico por sus grandes dimensiones, ahora hay una figuras miniaturas que llevan la tradición a otras parte del mundo.

Se trata de los minigotes, unos minúsculos  años viejos de apenas 18 centímetros de alto, y que tratan de mantener la tradición entre los ecuatorianos de aquí, y los que viven en el extranjero.

Cristina Pozo y Paúl Méndez crearon estos muñecos en 2012. Querían englobar toda la tradición en un tamaño de bolsillo, que se pueda quemar en la casa o en la oficina,  se lo pueda regalar como pieza de colección y se traslade fácil a otros países.

Hay dos líneas: en la tradicional, hay muñecos de personajes políticos que resaltan la sátira ecuatoriana. Están los expresidentes Rafael Correa, Abdalá Bucaram, el exvicepresidente Jorge Glas, el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot y el actual presidente Lenín Moreno. Aquí también aparece el “mini tri”, un monigote que representa a la selección ecuatoriana.

“Sin ánimo de ofender a nadie creo que la tradición nuestra nos da para reírnos y disfrutar. Es una sátira de personajes de la cultura popular y buscamos rescatar que nuestros personaje sean conocidos y sean los que dieron de hablar en el año”, señaló Méndez.

mini2
mini1
mini4
mini3
mini2 mini1 mini4 mini3

En la línea de los buenos augurios hay monigotes que atraen el amor (rojo), la suerte (verde), la fortuna (amarillo), la salud (azul) y el trabajo (morado). En estos hay figuras de hombres y mujeres para respetar la diversidad de género. Son tan completos que incluyen su careta, hecha de forma artesanal, y hasta ropa interior del color que representan.

En Ecuador se cree que la ropa interior que uses la noche de fin de año influye en la suerte que tendrás el próximo. Es por ello que se acostumbra a poner calzones rojos o amarillos para llamar al amor o el dinero.

Este año además se incorporó al cantante Freddie Mercury por la popularidad que alcanzó la banda Queen en 2018, debido a la película Bohemian Rapsody, que se estrenó en octubre.  De estos hicieron unidades limitadas que todavía se encuentran a la venta, a un valor de 11,95 dólares.

Los minigotes están rellenos con bagazo de caña de azúcar y otros de plumón lo que facilita su combustión y los hace amigables para el medio ambiente. En la caja también vienen 'polvos mágicos' (esencias naturales como canela y clavo de olor), las tradicionales ramas de eucalipto, una lista de deseos para el nuevo año y una careta original hecha a mano.

Están diseñados para ser quemados, pero hay muchas personas que los guardan como pieza de colección. Esto llevo a que el negocio creciera. Empezaron a tener pedidos de migrantes ecuatorianos, de personas que querían mandar un muñeco como regalo para sus familiares en el extranjero, o de coleccionistas que querían tener todos los que había en stock.

Si antes lo armaban sus propios familiares, ahora emplean a más de 30 personas para elaborarlos. Los empiezan a hacer desde mayo y a finales de diciembre se empiezan a distribuir. Están a la venta en algunas cadenas de supermercados y farmacias del país a un costo de 9,95 dólares.

Su plan a futuro es tener una plataforma para las compras internacionales. “Ahora nos manejamos con correos del Ecuador o DHL, pero es más complejo. De todas maneras gente que nos visita se los lleva en sus maletas para quemarlos en otros países, a los extranjeros les gusta mucho porque es un producto netamente nacional”, aseguró Méndez.

El muñeco de Freddie Mercury y el del augurio de Trabajo son los nuevos de este año. Fotos: Carlos Rodríguez
¿Encuentras esto de ayuda?