27/8/2019

La filatelia puede convertirse en un vicio

La Unesco ha considerado esta rama como una ciencia auxiliar de la historia. Fotos. Medios Públicos y Cortesía
21047 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

Freddy Moreno guardó durante muchos años una cajita con sellos postales que heredó de su abuelo Carlos Caicedo Carrillo. Un buen día decidió desempolvarlos y tuvo una idea genial: organizarlos por orden cronológico.

Sin embargo, cuenta que para poder llevar a cabo menuda empresa se comunicó con la Asociación de Filatelia Ecuatoriana (AFE) y allí recibió una cordial invitación del entonces secretario Juan Pablo Aguilar a visitar su sede en Quito.

Desde entonces no se ha podido despegar de este hobby al que llegó desde hace 5 años. Ahora es uno de los miembros directivos de la AFE.

A él corresponde el mérito de haber diseñado las emisiones postales de este país por la celebración de la Navidad de 2016 y 2018, pero cree que Ecuador le debe una emisión al "Andino", el primer auto producido por Ecuador en 1972.

Su hija Daniela, de 13 años, le sigue los pasos. En su caso, le preocupa algo que compartió al contestar algunas preguntas para los Medios Públicos: cada vez menos jóvenes se inclinan por esta afición de coleccionar estampillas.

Freddy Moreno logra motivar con la filatelia a quienes lo rodean.

¿A qué temática de la filatelia se ha dedicado?

Yo soy más temático que tradicional. Tengo mi colección tradicional, que es la histórica del país, pero también reúno sellos de comics, autos, de arte y también de Alemania, de la Segunda Guerra Mundial. Muchos de nosotros coleccionamos monedas, que es otra de mis aficiones.

Pero una cosa es el coleccionismo, que es aquel que solo acumula. La filatelia va más allá. La Unesco la ha considerado una ciencia auxiliar de la historia. También el diario El País de España publicó que la filatelia, como la numismática, está en el listado de los rubros más rentables del mundo, luego de los diamantes, las obras de artes y los autos clásicos.

La colección tradicional es aquella sobre la temática histórica nacional.

¿Qué son las rarezas filatélicas?

Son aquellos materiales postales de los que escasean ejemplares. Uno de los más raros y polémicos de la colección tradicional son los llamados Cucalón. Toman el nombre de un ministro de Hacienda (Francisco Cucalón) y es un resello sobre dos estampillas. El 23 de diciembre de 1921 (Registro Oficial 404 del 18 de enero de 1922) se autorizó su emisión.

Ese sello fue una forma de obtener rentas para la construcción y reparación de un camino de herradura entre Loja y Zamora desde 1923. Lleva la firma de Cucalón en dos sellos, por lo que está incompleta la colección si solo tenemos uno. La pareja de estos ha llegado a costar en una subasta de $ 300 a $ 500.

Una de las motivaciones para la obtención de rarezas es precisamente poder exhibirlas y recibir premios en las exhibiciones nacionales e internacionales. Las rarezas incluyen, a veces, un valor sentimental. Mi abuelo conservaba una pieza única que luego pasó a mi posesión, es una matrícula de bicicleta con varios timbres fiscales, porque desde los años 40 las bicicletas debían tener para circular una matrícula. Solo he visto dos. También tengo un sobre que me llegó a Ecuador y le pusieron un sello con fecha 31 de febrero, lo cual lo convierte también en una rareza o error.

Matrícula de bicicleta de los años 50 en Ecuador.

¿Cuántos ecuatorianos son filatelistas?

Hay alrededor de unas 20 personas que tienen colecciones tradicionales o fiscales y exponen. Entre ellos cuentan Paúl Novoa, Diego Vásconez, Melvin Hoyos, Teddy Suárez, Pablo Pérez, Juan Pablo Aguilar, Jaime Garzón, Georg Maier, Ernesto Zaravia, entre otros, pero en realidad se cuentan muchas más que ni siquiera son parte de la AFE. Por ejemplo, José Luis Valdivieso Aguirre, exmiembro de la AFE, es una de las personas que tiene estudios sobre estampillas muy importantes. Otros coleccionistas importantes son Janira Mármol, Joffre Cadena, Alfonso Carrillo y Gerardo Moreno.

Oswaldo Navas recopila de Scouts; Santiago Villagómez, montañas, agua naturaleza; Fabián Celín tiene sobre la Antártida; Alonso Llanos hace colección de arte y telecomunicaciones; Gerardo Moreno es apasionado de la princesa Diana... entre otros.

Las colecciones se dividen en tradicional (de cada país) y en temáticas; esta última es abierta.  Tenemos un filatelista de 90 años que colecciona sellos de toros, César Domínguez (El Capi). Pero también tenemos alrededor de 50 socios de la AFE que pagamos nuestra membresía. Uno de ellos es el australiano Bernard Beston, presidente de la Federación Internacional de Filatelia.

La temática es abierta, incluso un coleccionista puede llevar a la par varias temáticas, dice Freddy Moreno, quien también colecciona Comics.

¿Qué ocurre con las estampillas en la era digital?

Ya no se imprimen sellos postales como antes. Hemos manifestado al gerente de Correos de Ecuador nuestra preocupación frente a las nuevas generaciones que ni siquiera saben qué son.

Se está tratando de crear estrategias digitales como lo hacen Finlandia, Suecia y Dinamarca. Estos países ya tienen sellos postales con códigos QR que tienen información adicional. Esto permitiría enganchar nuevamente a la afición en los segmentos de la población más joven. Actualmente una de las más jóvenes filatelistas en Ecuador es Belén Suárez.

Hay que trabajar en escuelas y colegios pues este es el único soporte que tiene vestigios culturales de nuestro país, ya que no tenemos moneda propia donde sí podían apreciarse símbolos propios. Lo único que nos queda para difundir estos vestigios culturales, históricos, naturales y ambientales son los sellos postales.

Pero el mundo digital trae consigo también el hecho de que se valorizan las estampillas, ya que al no hacerse muchas emisiones, las que existen suben su costo.

El 'Cucalón' puede llegar a costar entre $ 300 y $ 500.

¿Qué obstáculos afrontan los coleccionistas?

Necesitamos contactarnos con el nuevo ministro de Cultura (Juan Fernando Velazco) que está preocupado por activar este sector. Necesitamos ver de qué manera puede apoyarnos, porque cuando nosotros compramos por Internet estamos repatriando un patrimonio nacional que está disperso por el mundo, y ahí sería bueno tener exención de aranceles o un costo preferencial para poder traer ese material y que sean exhibidos en el país.

Hay sellos postales de Ecuador en muchas partes del mundo, pero muchos de ellos en EE. UU. por la correspondencia oficial que se hacía entre los dos países por las embajadas y los consulados, lo cual se sigue haciendo.

¿Qué pueden aportar los filatelistas a la nación?

No solo coleccionamos, sino que estudiamos los sellos postales que aportan al tema histórico. Antes, desde la AFE se difundían los catálogos en las escuelas, como una manera de acercar a los niños a la historia del país; ahora casi no se lo hace, pero deberíamos retomarlo.

Los sellos son embajadores de la nación. Hace poco me escribió un joven de la India y me solicitó colaboración para su colección sobre nuestro país. Ecuador tiene mucho qué mostrar en las estampillas, desde su cultura hasta la naturaleza. Una de las últimas emisiones de Correos de Ecuador en este 2019 fue con motivo del Centenario del natalicio del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín y es hermosa.

Esta es la serie emitida en 2016 por Correos del Ecuador en homenaje al llamado Pintor de Iberoamérica. 

¿Algunos tips para los iniciados?

Tener voluntad y centrase en una temática, pero, sobre todo, tener paciencia. Una colección nunca estará completa por más sellos que se reúnan. También hay variedades y las rarezas que motivan a continuar coleccionando.

Se puede acercar a la AFE y aquí podemos orientarles para que inicien su colección.  Además, al menos un fin de semana al mes hacemos una "dispersión" que son las subastas, las que empiezan con precios base muy económicos.

En la AFE contamos con una extensa bibliografía nacional e internacional y con la revista más antigua que aún se edita regularmente en Ecuador: El Coleccionista Ecuatoriano, la cual está digitalizada en nuestra Web.

La filatelia puede llegar a convertirse en un "vicio", como todo en exceso, por lo que mi consejo es que no acaparen, sino que escojan una temática y se concentren en depurarla. Aquí hacemos estudios con las colecciones y los filatelistas reciben premios en sus participaciones internacionales.

La filatelia es un hobby-ciencia, que enseña al coleccionista y a los demás. También roba un poquito de tiempo a la familia, pero al final todos aprenden. / Medios Públicos (I)

Los coleccionistas no solo intercambian estampillas y conocimientos en la sede de la AFE cada sábado, también las expectativas frente a exposiciones internacionales. 

Etiquetas

Filatelia ECUADOR
La Unesco ha considerado esta rama como una ciencia auxiliar de la historia. Fotos. Medios Públicos y Cortesía
21047 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?