Notre Dame, una catedral llena de historia

Pixabay
19118 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?

La Catedral de Notre Dame es más que una iglesia de enorme tamaño o el hogar inspirado para la novela de Victor HugoNuestra Señora de París’. En ella se guarda parte de la historia de la civilización occidental, que este lunes 15 de abril 2019 está en riesgo por un incendio.

Ubicada en la isla de Cité, en París, la basílica se construyó desde 1163 hasta su terminación  en 1314, es decir, sus paredes tienen más de 800 años. Además, el lugar donde la erigieron fue antiguamente ocupado por los celtas para realizar cultos, o por los romanos para honrar a Júpiter.

La historia de Francia está enmarcada en la iglesia. Allí se prendió la hoguera que terminó con la vida del último gran maestre templario, Jacques de Molay, en 1314, quien en su lecho de muerte maldijo al Papa Clemente V.

También funcionó como almacén de alimentos durante la Revolución Francesa (1793), tras el saqueo de sus obras y tesoros. El pueblo pudo por fin entrar a este lugar, selecto para los nobles.

Napoleón escogió a Notre Dame para autoproclamarse emperador de toda Francia. Su coronación dio inicio a un régimen de casi una década.

El catolicismo estaba bien representado en la basílica por sus estatuas, cuadros y reliquias sagradas. Por ejemplo, en Notre Dame se guarda la corona de espinas de Jesús, junto a un pedazo de la cruz y un clavo de su crucifixión.

Es un símbolo del arte gótico europeo, del que ya no queda mucho por el Viejo Continente. Cuenta con rosetones, órganos y pilares de una belleza inigualable. Sus gárgolas observan desde lo alto a los 13 millones de visitantes anuales.

Finalmente, Notre Dame es la casa de Quasimodo, el personaje más popular de ‘Nuestra Señora de París’ de Victor Hugo. El verdadero jorobado de Notre Dame, como lo adaptó Disney en una película animada, fue un carpintero que trabajó en su remodelación a principios de 1800.

El ministro del Interior de Francia anunció este lunes que tras el incendio las probabilidades de salvar espacios arquitectónicos, como la capilla, son escasas. Ahora los turistas no admiran su belleza, sino el rojo intenso que la destruye poco a poco. (I)

Pixabay
19118 Gracias por tu reacción a la noticia Lo sentimos, ya has reaccionado a la noticia Something Wrong. Please try again. 3

¿Cómo te hizo sentir la noticia?