Lo daban por derrotado, se levantó y consiguió una medalla

FOTO: El Telégrafo

Marchista ecuatoriano demostró que las fuertes condiciones climáticas de Santa Marta no fueron un obstáculo para cruzar la meta

La historia del marchista ecuatoriano Claudio Villanueva es digna de aplaudir. El deportista asombró al público colombiano por su esfuerzo para no rendirse en la dura competencia de los 50 km marcha de los Juegos Bolivarianos, que se realizan en Santa Marta.

A 32 grados de temperatura, con dos vueltas restantes para terminar el circuito y bastante lejos del azuayo Andrés Chocho y del boliviano Ronal Quispe, Villanueva empezó a tener complicaciones físicas.

El desgaste del ecuatoriano le jugó una mala pasada. El calambre en su cuerpo le impidió moverse más y terminó desplomándose en el caliente suelo.

El cuerpo médico llegó para auxiliarlo, pero Villanueva se levantó y, aunque parecía que no podría terminar la carrera, continuó. No perdió el ritmo y siguió marchando hasta la meta.

Los espectadores gritaban “Ecuador, Ecuador” como muestras de aliento. Nadie quería que se rindiera. Y así fue, Villanueva cruzó la línea final. 

No importó que al finalizar la carrera volviera a caer, pues esta vez tenía la satisfacción de que consiguió la medalla de bronce y una nueva presea para el país.

Los organizadores de los Juegos, sus compañeros, la prensa y los aficionados al deporte exaltaron la muestra de esfuerzo y superación que tuvo Villanueva para no dejarse vencer. La extrema condición climática de Santa Marta hizo que de los siete participantes, solo tres terminaran la competencia. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: