Muerte de ecuatoriano en Génova abre debate sobre uso de armas policiales

Jefferson Tomalá, de 20 años, fue asesinado en defensa propia por los policías de Génova (Italia).

La madre del joven pidió auxilio a la policía, luego de que el chico le amenazó a la madre y el esposa de este con un cuchillo. Pidieron auxilio a la policía, quien intervino.
En un forcejeo, Tomalá apuñaló a dos policías. El tercero de ellos reaccionó disparando al joven, quien murió.
El Primer Ministro Walter Cotugno quiere determinar si el uso de la pistola, en cualquier caso, se excedió en el uso legítimo de la pistola, y si los procedimientos seguidos en la intervención fueron los adecuados, según recogen los medios de ese país.

Lea además:Asesinan en Génova a un ecuatoriano que amenazó a su madre con un cuchillo

El ministro del Interior, Matteo Salvini, señaló en su cuenta de Twitter que no solo como ministro, "sino como ciudadano italiano y como padre, estaré cerca de este policía que ha cumplido con su deber al salvarle la vida a un colega".  

En las redes sociales, los ciudadanos cuestionaron el uso de las armas de fuego (I)

El jefe de la policía Gabrielli visitó a los policías heridos en el Hospital San Martino. Cree que el procedimiento policial que realizaron está claro, "y tenemos mucha confianza en el proceso judicial, tenemos la máxima confianza absoluta en sus acciones ". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: