Trump señala desacuerdos con Tillerson, en particular sobre Irán

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló el martes desacuerdos con el destituido secretario de Estado, Rex Tillerson, en particular sobre el acuerdo nuclear con Irán, al comentar su decisión de reemplazarlo por el jefe de la CIA, Mike Pompeo.

"Rex y yo (...) nos llevamos bastante bien, pero discrepamos en cosas", dijo Trump a periodistas. "El acuerdo con Irán pensé que era terrible, él pensó que estaba bien. Yo quería romperlo o hacer algo, él se sentía un poco diferente. Entonces, realmente no estábamos pensando lo mismo".

El exsecretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, no habló con el presidente Donald Trump antes de su destitución el martes y desconoce las razones de su reemplazo por el jefe de la CIA, Mike Pompeo, dijo un asesor.

"El secretario no habló con el presidente esta mañana y desconoce el motivo (de su destitución), pero está agradecido por la oportunidad de servir (en el cargo), y todavía cree firmemente que el servicio público es una vocación noble", dijo Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, en una serie de tuits en su cuenta oficial.

Ataque a un exespía ruso

Trump señaló este martes que el ataque con un agente químico contra un exespía ruso en el Reino Unido parece haber sido obra del gobierno de Rusia, a partir de la evidencia reunida por el gobierno británico.

"Parece que podría ser Rusia basado en toda la evidencia que ellos tienen", dijo Trump a periodistas en uno de los jardines de la Casa Blanca, para añadir que tiene en agenda una conversación en la jornada con la primera ministra británica Theresa May.

"No sé si han llegado a una conclusión, pero ella me llamará aún hoy", expresó el mandatario antes de iniciar un viaje a California.

"Me parece que ellos creen que fue Rusia, y yo obviamente voy a considerar sus conclusiones. Una vez que tengamos los hechos concretos, si estamos de acuerdo con ello, entonces vamos a condenar a Rusia o a quien sea. Pero aún no he hablado con ella".

May dio a Rusia hasta la medianoche del martes para explicar su relación con el atentado con gas nervioso contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, en el que también resultó herido un policía británico.

"Hay sólo dos explicaciones plausibles sobre lo que ocurrió en Salisbury el 4 de marzo: o fue un acto directo del Estado ruso contra nuestro país, o el gobierno ruso perdió control de este agente nervioso potencial y catastróficamente dañino", dijo May a la Cámara de los Comunes.

En respuesta, la embajada de Moscú ante el Reino Unido señaló que "la actual política del gobierno británico hacia Rusia es un juego muy peligroso que se juega con la opinión pública" y que "entraña el riesgo de consecuencias más serias a largo plazo para nuestras relaciones".

En tanto, el Consejo Nacional de Seguridad (NSC) británico tiene en agenda una reunión el miércoles para dar una respuesta a Rusia si ésta no ofrece explicaciones satisfactorias sobre el intento de asesinato. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Te recomendamos