Audiencia de juzgamiento de Jorge G. se reinstalará el sábado

En la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se instaló este 24 de noviembre la audiencia de juzgamiento de Jorge G., y otros 12 procesados, por el presunto delito de asociación ilícita.

El tribunal está integrado por los jueces Édgar Flores, Sylvia Sánchez y Richard Villagómez.

Antes de que el proceso se inicie solicitó que la audiencia sea transmitida en vivo y calificó el proceso como político. Además,  reiteró su inocencia en el caso Odebrecht. El abogado del Vicepresidente, Eduardo Franco Loor, reiteró que su cliente no tiene pruebas que lo incriminen. A las 17:30 el juez llamó a un nuevo receso. 

A las 08:30 del sábado se reinstalará el juicio.

El Fiscal indicó que en diciembre de 2016 comenzó la indagación del caso, una vez que el Departamento de Estado de Estados Unidos revelara que Odebrecht conformó una red de pago de coimas en 11 países, además de Ecuador, donde entregó $33,5 millones a funcionarios a cambio de conseguir contratos.

Con base en esa noticia se iniciaron las cooperaciones eficaces, tanto con Estados Unidos como en Brasil donde se desarrolló el caso denominado ‘Lava Jato’, que terminó en condenas a directivos de Odebrecht, entre ellos, José Santos, quien se convirtió en delator y cuyo testimonio ayudó a la Fiscalía a armar el caso.

Con estas informaciones, así como testimonios, pericias judiciales efectuadas a vídeos y audios sobre reuniones de Santos, con funcionarios del país, la Fiscalía determinó que la empresa estructuró un sistema de coimas con los sindicados para conseguir 5 proyectos. El dinero se transfirió a través de empresas de papel que abrieron los funcionarios implicados, así como compañías offshore, lo cual se efectuó entre 2010 y 2014.

Baca dijo que previo al inicio del proyecto del poliducto Pascuales-Cuenca José T., se reunió con José Santos para acordar el pago de $ 5 millones a cambio de asegurar la adjudicación del contrato, para lo cual incluso se reformaron bases del concurso, de manera que Odebrecht obtenga el contrato. Para el trasvase Daule-Vinces. Carlos V., de la misma manera, contactó a Santos para pedirle $ 6 millones a cambio de la adjudicación.

Siguió la Hidroeléctrica Manduriacu, en la cual Ricky D. pidió $ 6,4 millones, “proceso que se convirtió en una receta que se volvió normal”, acotó el Fiscal. En cambio, en el proyecto Refinería del Pacífico, para el movimiento de tierras se incorporó a Freddy S., de nacionalidad venezolana, en representación de Petróleos de Venezuela (PDVSA). El aludido sigue prófugo.

Bajo el mismo esquema solicitó a Santos $ 6 millones. En el proyecto Refinería del Pacífico acueducto La Esperanza, el venezolano Alexis A., que reemplazó en el cargo a Freddy S., gestionó de la misma manera con Santos $ 2,5 millones a cambio del contrato. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas: