Asamblea Nacional destituye y censura a Carlos Ochoa

FOTO: API

La Asamblea Nacional destituyó y censuró este lunes 12 de marzo al exsuperintendente de Comunicación e Información (Supercom), Carlos Ochoa, por incumplimiento de sus funciones. En la sesión plenaria 504, que duró más de siete horas, se realizó el juicio político al exfuncionario público, tras la propuesta presentada por los legisladores Fabricio Villamar y Lourdes Cuesta.

Con un quórum de 120 de los 137 asambleístas, el Pleno aprobó la moción de Villamar con 119 votos a favor y una abstención. 

El proceso en contra de Ochoa inició el 31 de enero de 2018. Villamar y Cuesta entregaron un documento con el respaldo de más de 57 asambleístas de distintas bancadas. EL argumento para solicitar la destitución del exsuperintendente fue que abusó de su autoridad para coartar la libertad de garantías constitucionales.

Además, el pedido afirmó que Ochoa interpretó la Ley Orgánica de Comunicación en perjuicio de voces críticas, aplicó discriminatoriamente la ley y usó el poder sancionador de la Supercom en su beneficio y el de la institución.   

A las 16:30, el Secretario de la Asamblea inició la lectura del informe aprobado por la Comisión de Fiscalización, que sugería la censura del exfuncionario público, cesado de su cargo el 6 de marzo por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio.

Luego de tres horas de leer las 87 páginas de la resolución, Ochoa compareció ante el Pleno para ejercer su derecho a la defensa.   

Afirmó que su labor en la Supercom fue de “regular, no de censurar” el contenido de los medios de comunicación. Con sarcasmo, Ochoa dijo que fue “culpable” de sancionar a medios y actores que lo merecían, así como a quienes habían ofendido a la mujer ecuatoriana, sin especificar nombres.

La intervención del periodista no superó los diez minutos. Concluyó que se va con la frente en alto y tranquilo de no ser denunciado por delitos como peculado o tráfico de influencias. “Vencerán pero no convencerán”, les dijo a los legisladores.

Villamar, uno de los proponentes del juicio político, reiteró que Ochoa abusó del poder conferido por la ley. “Exigió pruebas de veracidad a la opinión, limitó el libre flujo de ideas”, citó como ejemplos de los errores del exsuperintendente.

Finalmente, el juicio político contempló la intervención de al menos 15 asambleístas. Los interpelantes cuestionaron que Ochoa ordenara la impresión de mil ejemplares de bolsillo de la LOC, con modificaciones en algunos artículos. Aunque también hubo quienes defendieron la importancia de la LOC y el debate se centró por otras aristas.

El pasado 11 de diciembre, la Contraloría notificó a Ochoa sobre dos glosas por $ 122.185 y la sanción administrativa de destitución. Además fue multado con $ 7.320. Según el organismo de control, en auditorías se demostró que Ochoa cobró bonos y beneficios ( por $ 94.200) sin sustento legal cuando fue director de noticias de Gamavisión entre 2010 y 2013. Y en otra glosa se detectó que Ochoa se habría beneficiado de recursos de la estación televisiva. Con esos montos, el ahora extitular de la Supercom habría adquirido un vehículo.

Según el Art. 85 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa “la censura producirá la inmediata destitución de la autoridad. Si del proceso de enjuiciamiento se derivan indicios de responsabilidad penal, se dispondrá que el asunto pase a conocimiento de la autoridad competente”.

(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Te recomendamos